miércoles, 29 de octubre de 2008

Que es la pericoronitis?

Es la inflamación de los tejidos blandos que rodean la corona de un diente erupcionado parcialmente.
Esta entidad es más común en sujetos con edades comprendidas entre 17 y 25 años.
La pericoronaritis puede desarrollarse por diferentes formas de presentación:
pericoronaritis aguda congestiva o serosa, pericoronaritis aguda supurada y pericoronaritis crónica
Esta afección puede ocasionarle graves complicaciones al paciente que la padece si no es correctamente atendida
Es una causa común de hinchazón en la cara y generalmente se asocia a los tejidos retromolares del tercer molar inferior, aunque cualquier diente puede estar involucradoEntre los síntomas que se desarrollan, las quejas predominantes del paciente consisten en limitación de la abertura maxilar, dolor e incomodidad al deglutir.
La inflamación se puede extender posteriormente a los pilares anteriores de las fauces y afectar a los músculos pterigoideos, lo que conduce a trismus. Se pueden desarrollar abscesos periamigdalinos como consecuencia de la diseminación de la infección.
El trismus es un síntoma importante para el diagnóstico, y el escurrimiento de saliva desde la comisura labial a menudo es un signo característico.
Los nódulos linfáticos en el lado afectado están agrandados y blandos, el aliento es fétido y puede presentarse alguna alteración al gusto.
Son pocos los estudios realizados en relación con la microbiología de la Pericoronitis.
Algunos de estos se han limitado a analizar el contenido purulento de los exudados, asociado a infecciones agudas.
Mientras que otros se han enfocado a la investigación de las condiciones de cronicidad del proceso infeccioso.
Hoy día se sabe que la Pericoronitis es una infección polimicrobiana, donde los microorganismos implicados son predominantemente anaerobios

Como se trata la pericoronitis?
El manejo terapéutico de la Pericoronitis consiste básicamente en el retiro de los detritus que se encuentran alojados en el interior del saco pericoronario que rodea al diente implicado a través de irrigación.
También incluye la eliminación quirúrgica del capuchón pericoronario, así como la prescripción de antimicrobianos, en caso de ser necesario. Usualmente se han empleado antibióticos ß -lactámicos en el tratamiento de esta patología; no obstante, se han aislado cepas de Prevotella y Staphylococcus productoras de ß-Lactamasa a partir de sacos pericoronarios de pacientes con Pericoronitis.
Por lo que el empleo de Amoxicilina más Ácido Clavulánico, o la combinación de Metronidazol más Espiramicina, o Metronidazol solo, han constituido otras alternativas eficaces de tratamiento.
Por otra parte, si el diente involucrado está impactado, debe realizarse la extracción del mismo.